Sobre el autor

Foto de Suso Baleato

Hola! Me llamo Suso Baleato y soy un analista especializado en tecnología política. Actualmente colaboro en el desarrollo de las políticas públicas tecnológicas de ámbito global que se promueven desde la OCDE, al tiempo que preparo una tesis doctoral sobre tecnología politica en la Universidad de Konstanz (Alemania). Formo parte del grupo de investigación sobre Conflicto, Comunicación y Redes de esa Universidad; soy investigador visitante del Instituto Federal de Investigación de Suíza en Zurich; y he sido nombrado miembro asociado de la Martin School de la Universidad de Oxford. En esta anotación bosquejo un perfil personal que puede resultar útil a quien quiera informarse sobre mí.

La mayor parte de mi actividad profesional ha evolucionado en el ámbito de la ingeniería informática, área en la que he trabajado durante quince años desarrollando proyectos de software y administrando sistemas tanto en el sector público como en el privado. Mi interés por esas tecnologías despertó durante mi infancia curioseando en los mecanismos de mis juguetes y se multiplicó cuando comenzé a intuir su gran poder para transformar la sociedad y mejorarla. «Un gran poder implica grandes responsabilidades», señaló en su día Voltaire, y yo decidí asumir las mías de forma enérgica.

Inclusión digital, libertad de expresión, estándares y código abiertos, propiedad intelectual... ya fuera como técnico desde el gobierno, como experto en organismos internacionales o como hacktivista, desde la calle o en la web, he procurado que mi actividad contribuyera a promover un modelo económico sostenible basado en valores de libertad democrática y justicia social. No todo el mundo aceptó siempre mi disposición a participar en ámbitos tan variados como esos, a veces tan contradictorios. Debo admitir que tengo muy pocos prejuicios en ese sentido: si veo que puede ser útil y es coherente con mis principios, no dudo en hacer mi aportación.

Lo cierto es que aquel compromiso me llevó a consolidar mi interés por la dimensión social y política de la tecnología y a sentir la necesidad de completar mi formación. Volví a la Universidad y me gradué como politólogo en la vetusta Compostela obteniendo el premio de fin de carrera. Después viajé a la Universidad de Konstanz, en Alemania, donde realizé un Máster en Relaciones Internacionales e Integración Europea, especializándome en Métodos de Investigación Científica. Durante ese tránsito descubrí que el ámbito de la ciencia configuraba un entorno idóneo para cultivar mi curiosidad intelectual, así que decidí darle continuidad a través de un programa de investigacion doctoral. Hasta ahora he centrado mi actividad investigadora en las áreas de teoría del ciberespacio, dinámica de movimientos sociales, gobierno electrónico y teoría del aprendizaje y conocimiento organizacional. Ahora mismo estoy trabajando en la preparación de mi tesis doctoral, una aproximación a la noción de tecnología política centrada en investigar los efectos de las tecnologías de la información y la comunicación en los sistemas políticos. Esta web es, de hecho, el cuaderno de campo en el que voy registrando mis anotaciones sobre ese trabajo.

Aunque soy originario de Alemania, donde resido, posiblemente lo más apropriado sea definirme como un europeo nacional de Galicia que tiene parte de sus raíces fuertemente hundidas en el barrio sevillano de Triana. Soy bilingue en gallego y castellano, hablo portugués, inglés y alemán, entiendo el catalán y puedo leer textos en francés e italiano; aprender a comunicarme en estas dos lenguas e introducirme en el euskera y el chino son algunas de mis asignaturas pendientes. Tengo una formación musical básica y toco varios instrumentos, entre ellos la guitarra y la gaita clásica gallega. En el capítulo de curiosidades, quizá resulte interesante mencionar que se me atribuye la autoría del primer blog publicado en Europa, y que mi trabajo en el ámbito de la política tecnológica ha sido reconocido por distintos organismos internacionales. No practico ninguna religión, aunque entiendo su importancia para el ser humano, algo que resulta evidente al observar cómo es sustituida por sucedáneos como el dinero, el trabajo o incluso el cientifismo ;-).

Es posible encontrar más información detallada visitando mi biografía hipertextual.